lunes, 15 de mayo de 2017

Buñuelos de caracoles

Ya os he contado algo sobre el  "II  Curso Profesional de Cocina Tradicional Malagueña, Sabor del Pasado y Saber del Futuro " que tuve el placer de realizar, en el curso se trataba de recuperar la cocina malagueña la de nuestras madres y abuelas, recuperar productos y darnos a conocer la riqueza gastronómica de nuestra provincia, el proyecto de fin de curso era realizar una receta que nos recordara  nuestra infancia, y a mi la que mas recuerdos me trae es esta, los caracoles de mi madre, jamás olvidaré  levantarnos por la mañana y ver los caracoles que  se habían escapado de la orza y subían por las paredes de la cocina, eso era uno de los momentos mas divertidos, al menos para mí,  seguro que a mi madre no le hacía ninguna gracia.
He de confesar que los caracoles ni me gustaban, ni  me gustan,  y mi proyecto precisamente eran los caracoles en la versión de mi madre y luego modernizar la receta
Pienso que se me ocurrió hacer los buñuelos precisamente para esconder los caracoles y no verlos, y el resultado gustó y mucho.
Como presentar los buñuelos yo lo tenía claro, iban a ir en un cucurucho pero  ¿como pongo el caldo? porque  aunque fuera una versión moderna el sabor tenía que ser el tradicional, pero en todo trabajo de equipo salen ideas, y a mi compañero Salvi se le ocurrió poner el caldo en un vasito con una pajita, porque cuando comemos caracoles, bueno coméis caracoles, después de sacar el caracol del caparazón queda caldo que se suele sorber, y ahí estaba el truco, comer el buñuelo y sorbe el caldo con una pajita.

Ingredientes:
masa de buñuelos
200 grs. de masa madre de pan
1 huevo
caldo de la cocción de los caracoles
comino
clavo
pimienta negra
pimentón picante
sal
--------------
Aceite de oliva virgen extra  variedad hojiblanca de Molino del Hortelano

lunes, 8 de mayo de 2017

Crema fria de remolacha


La remolacha es una hortaliza  anticancerígena y rejuvenecedora, existen varios tipos de remolacha, roja y blanca o alargada, ambas ricas en azúcares, siendo la roja la más rica en sabor y más consumida para la alimentación, mientras que la blanca es usada para la extracción de azúcar y para alimentar al ganado.
 La remolacha es buena para el hígado, la piel, el cabello, es rica en hierro y vitamina C,  que aumenta   la absorción de hierro vegetal.
El vinagre de zanahoria morá de Cuevas Bajas, se elabora por la oxidación del vino y mosto concentrado y el sabor ligeramente dulzón lo aporta la zanahoria.
El vinagre tiene propiedades antimicrobianas, antioxidantes, efectos antidiabéticos, ayuda a la pérdida de peso y cuida la salud del corazón

 Ingredientes:
 4 remolachas del Valle del Guadalhorce
1 cabeza de ajos
1 ramita tomillo fresco
1/2 cucharadita de vinagre de zanahoria morá
1 cuchara de aceite de oliva virgen extra variedad hojiblanca
1/2 cucharadita de sal
pimienta negra recién molida
aliño
2 cuchara de aceite de oliva virgen extra variedad hojiblanca
1 cucharada de vinagre balsámico de zanahoria morá
1/2 cucharadita de sal
pimienta negra recién molida
1/2 vaso de agua o caldo de verdura
3 dientes de ajo asado
------------
manzana granny smith
cebollino