viernes, 17 de octubre de 2014

Croquetas de boquerón malagueño


 La idea de esta receta me surgió después de comerla en el Bar La Revoltosa, era una de las recetas  del concurso de tapas del Rincón de la Victoria, me gustó tanto que decidí hacerla, aunque yo le he dado mi toque personal.

 Ingredientes:
250 grs. de boquerones fritos
1/2 cebolla
2 cascaras de flor macis o 1/2 cucharadita de nuez moscada
3 cucharas de aceite de oliva virgen extra
1 cuchara de harina
1 cuchara de maizena
1/2 cucharadita de sal 
1/2 litro de leche
1 cucharadita de jengibre fresco (opcional)
1/2 raíz de cúrcuma (opcional)
 -------------
rebozado
1 huevo
pan  rallado
---------------

 
Modo de hacerlo:
Nota: el jengibre y la cúrcuma son dos ingredientes que no se suelen usar en la cocina malagueña, aunque en mi cocina no faltan, por eso digo (opcional), no son indispensables en la receta,  pero si muy recomendables, la cúrcuma además de aportar  sabor y color también aporta un montón de vitaminas,  y el jengibre da un ligero toque fresco y picante y otro montón de vitaminas, ahora la decisión es vuestra, pero no quiero que penséis que por no tener esos ingredientes la receta no se puede hacer, y aclarado el tema os cuento como la hago.

 Limpio los boquerones, procurando no dejarme ninguna espina, pico la cebolla y el jengibre, rallo la cúrcuma y machaco en el mortero la flor macis, que para quien no lo sepa,  es la cáscara de la nuez moscada.
 En una sartén pongo el aceite y sofrío la cebolla, el jengibre, la cúrcuma, la flor macis, y la sal.
Añado la harina y la maizena, y lo sofrío unos minutos para quitarle el sabor a cruda.
Añado los boquerones limpio, pero sin desmenuzar y  la leche, y con la cuchara voy removiendo hasta que la masa se despegue de las paredes de la sartén, es el momento de probar como está la sal y si hace falta rectificar.
 
 Pongo la masa en una bandeja para que se enfríe, y con dos cucharitas voy dando forma a las croquetas, las paso por huevo batido y pan rallado.
 Las frío en aceite caliente hasta que estén bien doraditas las pongo sobre papel de cocina, para que suelten el exceso de aceite, el color tan bonito que tienen,  la  cúrcuma es  la responsable.


6 comentarios:

  1. No sabía que los boquerones iban ya fritos! Jolín entonces ya de sabor tienen que ser insuperables! Y di que sí, tus toques personales de la cúrcuma y el jengibre a mí me encantan, y seguro que de sabor estas croquetas están de auténtico lujo!

    Pero....me surge una pregunta ¿pudiste aguantar sin comerte los boquerones fritos para poder hacer las croquetas? A mí me costaría la misma vida! jajajajajaj

    Un besazo guapísima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laurita ni llegaron a la mesa, sencillamente los reservé a buen recaudo para poder hacer las croquetas jajaja.

      Besitos cielo

      Eliminar
  2. Reme preciosa! Qué daría yo por probar estas delicias!! Pero me he quedado pensando en qué será la flor macis, ahora mismo voy a preguntarle a San Google! Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pamela, y a mi me encantaría dartelas a probar, la flor macis es la cáscara de la nuez moscada, creo que no lo has visto, así que si no quieres buscarlo en San Googel ya lo sabes.

      Besitosss y siempre es un placer verte aquí.

      Eliminar
  3. Qué ricas! Nunca había visto nada parecido, croquetas de boquerones! Súper orginial. Me gusta la combinación de especias, seguro que le dan un toque interesante, y me gustaría probarlas, es un plato curioso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mireia Costillas, seguro que te gustan.

      Besitosss

      Eliminar