sábado, 4 de enero de 2014

Roscón de Reyes en Málaga en la mesa

 Con este son siete años publicando el roscón de reyes aunque nunca lo he hecho en este blog, pero este año es diferente, mi roscón aparece en el Diario Sur, el periódico de más tirada de Málaga, en la sección de Málaga en la mesa, para endulzar el día de reyes de los malagueños, y creo que por méritos propio tiene que tener un hueco en la cocina malagueña.

Haciendo un repaso al año que se ha ido, llego a la conclusión que ha sido uno de los años que más satisfacciones que he logrado con mis blogs. Me han publicado recetas en el periódico,  grabado un programa para la televisión local,  dado y compartido experiencias gastronómicas, y mis  blog han sido premiados con el distintivo SABORAMALAGA, un distintivo del que me siento muy orgullosa y que luzco con mucho cariño,  pero sobre todo de lo que estoy enormemente orgullosa es de las personas que he conocido  a lo largo de estos  siete años de bloguera, eso si que es un gran premio, regalo o como queramos llamarlo. 
Ingredientes:
Prefermento:
150 grs. leche
160 grs. harina de fuerza
30 grs. levadura fresca de panadero
MASA:
500 gr. de harina " mitad fuerza y mitad repostería"+ 1/4 cucharadita de sal

1 cuchara de agua de azahar 
75 gr. de margarina 
75 gr. de manteca de cerdo ibérica
2 huevos
150 gr. de azúcar glas
1 cucharada de miel

2 cucharadas de brandy
2 cucharadas de aceite de oliva
Ralladura de la piel de media naranja
ADORNOS:
Azúcar remojada con una gotas de agua de azahar y brandy 

Almendra laminada
piñones
pistachos sin sal
fruta endulzada

1 huevo para pintar
PARA EL RELLENO
750 grs. de nata
50 grs. de cacao puro en polvo
 
Modo de hacerlo:
 El día antes de hornear el roscón, preparo el prefermento, en un bol pongo la leche a temperatura ambiente, la harina y la levadura, lo mezclo con una cuchara, tapo el bol con papel film y cuando empieza a salir burbujas, lo meto en la nevera.
Al día siguiente, en la batidora glaseo el azúcar, añado las pieles de la naranja  y vuelvo a triturarlo todo junto.
En el bol de la amasadora pongo el azúcar glaseado con la piel de naranja, el huevo, el agua de azahar, la miel, el brandy y las mantequillas a temperatura ambiente, con la pala mezcladora o a mano  hasta que esté bien mezclado con dos minutos es suficiente,
Añado la harina con la pizca de sal, y el prefermento, y pongo el gancho de amasar, o amaso a mano durante 8 minutos, y para ayudar a que se despegue de las paredes del bol le añado las dos cucharadas de aceite, la masa tiene que quedar brillante y elástica y que al tocarla con la mano parezca que quiere pegarse. 
 

Tapo el bol con un paño y lo dejo levar hasta que triplique el volumen, suele tardar de 2 a 3 horas, dependerá de la temperatura ambiente.
Cuando ha levado lo suficiente, pongo la masa sobre la encimera y me engraso las manos con unas gotas de aceite, la trabajo unos minutos para desgasificarla, hago tres   bolas con la masa y desde el centro con un dedo voy formando el roscón
Dejo deslizar la masa entre los dedos, para que vaya estirando.

 
La  coloco en una bandeja forrada con papel de horno, y termino de darle forma, con la palma de la mano aplasto ligeramente la masa, para que al levar se expanda y no resulte un bollo redondo

El lugar ideal para que leve es el horno pero ojo apagado, suele tardar de 2 1/2 a 3 horas.  
Precaliento el horno a 250º calor arriba y abajo, pinto el roscón con huevo batido, con cuidado de no bajar el levado de la masa,  y los decoro, eso ya a gusto, con fruta escarchada, con frutos secos y siempre  con  azúcar húmedo.

Meto la bandeja en el horno en la parte central, y bajo la temperatura a 180º, de 15 a 20  minutos.
Los dejo enfriar sobre una rejilla.
Monto la nata y la divido en dos, a una parte le pongo el cacao.
Relleno un roscón con nata, otro con la nata con chocolate y el tercero lo dejo sin rellenar.  
No se puede olvidar meter las sorpresas.

 Nota:
Si tenemos mucha, mucha prisa podemos obviar algunos pasos,  el inconveniente de las prisas  es que el gluten no se desarrolla bien y  por consiguiente la masa queda menos elástica,  endurecerá más rápidamente y   el prefermento aporta  más sabor.
Si optamos por anular el prefermento, los ingredientes del mismo  hay que incorporarlos  a los de la masa.
Primera: Si tenemos mucha, mucha prisa, suprimir el prefermento, hacer la masa formar el roscón,  levar y hornear.
Inconveniente: se endurece muy rápido, queda una masa más densa   y hay que comerlo recién hecho.
Segunda, suprimir el prefermento, hacer la masa y levar, desgasificar dar forma   y volver a levar y hornear.
Inconveniente: tarda  más que la primera opción en endurecer y tiene más sabor.
Tercera, como a mí me gusta, seguir todos los pasos.
Inconveniente, ninguno el roscón dura más tiempo tierno y   ganamos en sabor y textura

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada