lunes, 22 de julio de 2013

Croquetas de pollo y chorizo de Ronda

 Ronda la ciudad soñada,  como la llamó el poeta Rainer María Rilke cuando la descubrió, y yo pienso,  que además de descubrir la belleza de la ciudad debió descubrir su gran  riqueza gastronómica, porque Ronda tiene una de las mejores chacinas que se pueden comer, muy conocida y apreciada en Andalucía, entre ellas el chorizo ¿quién no ha puesto alguna vez un potaje con su buen  chorizo y morcilla rondeña?, eso es un lujo para el paladar, y yo hoy he querido dar una vuelta de tuerca más y la he puesto en las croquetas que las enriquece y potencia el sabor de todos los ingredientes.
 
Ingredientes:
1/2 pollo asado
1 cebolla mediana
1/2 litro de caldo de pollo
1/2 litro de leche
150 grs. de chorizo de Ronda
3 cucharadas de harina
1 cucharada de maizena
1/2 cucharadita de nuez moscada
5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita de sal
Para rebozar
2 huevos
pan rallado

Modo de hacerlo:
En la sartén caliente pongo el aceite y sofrío la cebolla y el chorizo, añado las harina y la maizena y lo mezclo todo un par de minutos para que la harina pierda el sabor a cruda.
 Añado el pollo, la nuez moscada, la sal y el caldo de pollo.
Añado la leche y la voy mezclando con una cuchara hasta que la masa se despegue de las paredes de la sartén.
Para enfriar la masa la pongo en una bandeja, cuando está fría formo las croquetas,  yo lo hago con dos cucharas pero cada uno tiene su forma.
 las paso por huevo y pan rallado y las frío en aceite caliente hasta que estén bien doraditas, las dejo sobre papel absorbente para que escurran el exceso de grasa.

jueves, 18 de julio de 2013

Boquerones encebollaos


Parece que últimamente me ha dado por reciclar comidas, pero todo tiene su explicación, a mis hijos no les es fácil comer pescado durante la semana y los sábados que es cuando vienen a casa  suelo aprovechar para ir  a la pescadería y cuando veo esas mesas llenas  de pescados fresquísimos, no me puedo resistir y quiero traerme de todo un poco, pero  luego pasa esto, que sobra y termina en pipirrana o en escabeche otra deliciosa manera de comer pescado,  y que como la que no quiere la cosa,  lo  pongo en tapers para que se lo lleven.

Ingredientes: 
boquerones fritos del día anterior
1 limón
1 cebolla grande
6 granos de pimienta negra
3 cucharas de aceite de oliva virgen extra
1/2 cucharadita de curry
 1 cucharada de vinagre de Jerez

Modo de hacerlo:
Les quito las espinas a los boquerones y los troceo, corto el limón en rodajas y la cebolla en juliana.
 En una sartén pongo el aceite y sofrío la cebolla, junto con el curry y los granitos de pimienta, y lo dejo hasta que está muy blandita y casi dorada, 10 minutos aprox. echo los boquerones troceados un chorreón de vinagre y las rodajas de limón, tapo la sartén y  lo dejo un par de minutos para que el pescado se impregne de los sabores, y listo.

martes, 9 de julio de 2013

Memelada de tomate ecológico

Hay muchos malagueños que aún desconocen los  maravillosos   productos ecológicos que hay en el Valle del Guadalhorce, hoy le ha tocado al tomate, indispensable en nuestras cocinas,  con una treintena de variedades de tomate y la multitud de posibilidades que nos da, podemos disfrutarlo a diario.

Ingredientes:
Para la mermelada de tomate
1 kilo de tomates ecológicos de Coín
1/2 cucharadita de jengibre fresco
700 grs de azúcar
--------
para el zumo de tomate
jugo de tomate
1 cucharadita de sal
pizca de pimienta negra molida
4 gotas de tabasco
1/2 cucharadita de aceite de oliva virgen extra ecológico aloreño
1 hoja de albahaca


Modo de hacerlo:
Lavo y corto los tomates por la mitad y con la mano los estrujo para sacarles el jugo y las pepitas, pero esto no lo tiro lo pongo en un cuenco para hacer un buen zumo de tomate.
Peso los tomates y le añado la misma cantidad de azúcar, el jengibre rallado, y lo dejo macerar en la nevera 2 horas.
  
Pongo la cacerola a fuego medio y lo dejo 40 minutos, luego lo trituro todo.
Mientras se hace la mermelada esterilizo los tarros.
Ya solo queda embotar la mermelada
Cierro los tarros  y los pongo boca abajo para que se haga el vacío y se enfríen, yo suelo dejarlos así 24 horas, luego etiqueto y a la despensa.