martes, 17 de mayo de 2011

Albóndigas de jibia con salsa de almendras

    Uno de los ingredientes más populares en la cocina mediterránea y por supuesto de la  malagueña,  son las almendras, en aperitivo, en salsas, en dulces, bizcochos, etc, etc. o como ingrediente principal en nuestro famoso ajo blanco, las almendras son  ricas en ácidos grasos monoinsaturados,  energéticas y  con mucha fibra, ricas en calcio y vitamina E,  buena aliada contra el colesterol.
Gracias a nuestro clima es  frecuente ver en Enero los almendros en flor, todo un espectáculo que nos anuncian que la primavera está por venir, aunque el calendario se empeñe en decirnos  todo lo contrario.

Un chavalillo cortó
flores blancas de un almendro
y en vez de sentir rencor
el almendro respondió
con una lluvia de flores.
                                             letra popular de un conocido fandango

Ingredientes:
1 jibia fresca  de 800 grs aprox.
250  grs. de gambas
1 cebolleta
1 huevo
100 grs. de pan rallado
1 cucharadita de ajos confitados
1 cucharadita de concentrado de verduras
-----------------

4 cucharadas de harina
aceite de oliva virgen extra  para freír
Para la salsa
20 almendras
2 dientes de ajo
50 grs. de pan
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 ramita de perejil
150 grs. de vino blanco


Modo de hacerlo:
Corto la jibia y las gambas en daditos muy pequeñitos, es mejor hacerlo a cuchillo, los robot lo trituran tanto que  hace una masa nada agradable, lo pongo en un bol grande y añado la cebolleta muy picada, el huevo, el pan rallado, los ajos confitados y el concentrado de verduras, no le pongo sal porque el concentrado ya lleva, unas vueltas de molinillo de pimienta negra, y mezclar  hasta conseguir que todos los ingredientes se unan



Con dos cucharitas voy haciendo las bolitas y las paso por harina, las frío en aceite de oliva virgen extra y la voy poniendo en una cacerola.
Preparo la salsa.
Pongo en la sartén el aceite y cuando está caliente echo, las almendras con la piel, el pan cortado en dados, los ajos pelados y lo dejo hasta que estén dorados, añado el perejil y lo retiro del fuego, lo pongo en el vaso de la batidora y lo trituro todo, no hace falta dejarlo demasiado fino,  es agradable encontrar pequeños trozos de almendra al comer.
Echo el vino y un poquito de agua, lo dejo hacer a fuego medio 10 minutos, hasta que la salsa espese y las albóndigas estén en su punto.
 Y listas para comer, se pueden acompañar con patatas fritas o con arroz hervido