martes, 26 de enero de 2010

Adobo de pintarroja

Camarero,  una de adobo por favor.
Así se pide en Málaga este sabroso y jugoso pez, complemento ideal después de una mañana de baño,
o de paseo, o simplemente para ir haciendo boca a un buen almuerzo.
Y si de paso nos tomamos un caldillo de pintarroja, o unas tirillas de pintarroja seca, el festín es completo.
Para quien no conozca la pintarroja,  os diré que es el primo pequeño del tiburón, de los denominados pescados azules, y que hay que comerlo muy,  muy fresco, de lo contrario el sabor no es agradable, tampoco os recomiendo comprarlo congelado.
Por lo complicado de la limpieza,  se suele vender limpio , así que  si vais a comprarlo,  hacerlo en una pescadería de confianza,  para que no os den "gato por liebre" como decimos aquí.
Ingredientes:
500 grs. de pintarroja limpia y troceada
Adobo
4 dientes de ajo
1 cucharadita de pimentón dulce
1 hoja de laurel
1 cucharadita de orégano
4 cucharadas de vinagre
sal
-----------------
3 cucharadas de harina
------------------
Aceite de oliva virgen extra .

Modo de hacerlo:
Como el pescado ya está limpio, tan solo lo que hay que preparar es el adobo.
En un mortero se machacan los ajos y la hoja de laurel, se añada el pimentón y el vinagre,  se mezcla todo, se añade la sal y si el vinagre es bien fuerte se le añada 1 cucharada de agua.
Se mezcla todo bien y se le añada a la pintarroja, se tapa y se deja en la nevera mínimo 2 horas para que los sabores del adobo impregnen bien la pintarroja.
Pongo el pescado a escurrir,  para que pierda todo líquido,  y a la hora de enharinarlo,  coja lo mínimo de harina.
En una bolsa de plástico pongo dos cucharadas de harina y meto los trozos de pintarroja,  lo muevo para que se impregnen de harina, y los frío en abundante aceite caliente,  por supuesto aceite de oliva virgen extra, cuando están bien doraditos los pongo sobre papel absorbente para que escurran el exceso de grasa.

Como yo los he comido en casa,  lo he acompañado con unos aguacates de la Axarquia, una delicia.