domingo, 18 de enero de 2009

Caldillo de pintarroja

Esta sopa se hace con los ingredientes más populares de la cocina humilde, aunque ahora algunos de sus ingredientes de humildes no tiene nada.
En la mayoría de los bares y tabernas de Málaga, era frecuente poner de tapa este caldillo servido en tazas de café, y muy picante para que los clientes saciaran el ardor con otra copa de vino.
En la actualidad casi no se sirve en los bares, ha pasado a formar parte de la carta de los mejores restaurantes .

Ingredientes:
300 grs. de pintarroja
300 grs. de almejas
150 grs. de almendras
7 dientes de ajo
1 rebanada de pan frito
1 pimiento verde
1 tomate rojo
1 guindilla
2 litros de agua
1 ramita de hierbabuena
Azafrán
5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita de sal
3 vueltas de molinillo de pimienta negra
1 cucharadita de ajos confitados (opcional)


Modo de hacerlo:

En la sartén pongo el aceite y frío las almendras el pan y los ajos, cuando están doraditos los saco y en el mismo aceite sofrío el pimiento y el tomate y la cucharadita de ajos confitados.
Pongo las almendras y el sofrito en la batidora y lo trituro hasta conseguir una pasta.


En una cacerola pongo el agua a hervir, y echo las almejas, la pintarroja, el azafrán , la sal,  la pimienta molida, la guindilla y lo dejo hervir unos minutos, añado el triturado de las almendras.

Lo dejo hervir a fuego medio hasta que la pintarroja esté tierna.
Se sirve muy caliente con una ramita de hierbabuena, y un chorreón de limón.